CIBERPUNK EN EL CINE

El ciberpunk en el cine

cyberpunk blade runner cine

EL CIELO SOBRE EL PUERTO tenía el color de una pantalla de televisor sintonizado en un canal muerto.

 

-No es que esté desahogándome -Case oyó decir a alguien mientras a golpes de hombro se abría paso entre la multitud frente a la puerta del Chat-. Es como si mi cuerpo hubiese desarrollado toda esta deficiencia de drogas -era una voz del Ensanche y un chiste del Ensanche. El Chatsubo era un bar para expatriados profesionales; podías pasar allí una semana bebiendo y nunca oír dos palabras en japonés.

 

Ratz estaba sirviendo en el mostrador, sacudiendo monótonamente el brazo protésico mientras llenaba una bandeja de vasos de kirin de barril. Vio a Case y sonrió; sus dientes, una combinación de acero europeo oriental y caries marrones.

 

Case encontró un sitio en lanbarra, entre el improbable bronceado de una de las putas de Lonny Zone y el flamante uniforme naval de un africano alto cuyos pómulos estaban acanalados por precisos surcos de
cicatrices tribales.

«Neuromante» (1984) William Gibson

 

 

Estos párrafos provienen de la novela «Neuromante«, del estadounidense William Gibson, una de las primeras novelas «ciberpunk» de la historia.

 

Neuromante cyberpunk gibson
Portada de «Neuromante» de William Gibson

En ella, ya podemos atisbar los rasgos de este subgénero, que tanta influencia ha logrado en pocas décadas: Una sociedad decadente con un bajo nivel de vida, una alta tecnología, cyborgs (pos-humanismo), gobiernos autoritarios, etc.

 

 

El ciberpunk se constituye en género literario, casi al mismo tiempo que en cinematográfico, con la característica de que, en vez de ser una visión positiva del futuro, se trata de una distopía. Podemos decir que es un género subversivo.

 

El género es visitado, no con mucha frecuencia, por el cine, pasando desapercibido por gran parte del público, quien cree que es otra película de ciencia ficción más.

 

Matrix ciberpunk cine
La saga «The Matrix» contiene muchos elementos del ciberpunk.

Sin embargo, este subgénero de la ciencia ficción, tiene unas características bien definidas y distintivas, que lo  hacen único.

 

 

Comparte muchos rasgos con el cine negro y la postmodernidad para mostrarnos esa sociedad distópica, que dista de las visiones del futuro como un lugar mejor.
La influencia de la cibercultura es enorme, pues mucha carga narrativa de estas historias, sucede en la red (ciberespacio).
Ya no son los gobiernos el centro de poder, sino que quienes lo ostentan son corporaciones que controlan este ciberespacio y sus datos.

 

 

Los protagonistas de las historias ciberpunk mantienen una postura en contra de  de este sistema, y se convierten en unos marginados más, al margen de la sociedad.
Suelen ser expertos de la información, Hackers, capaces de usar esa información para luchar contra el sistema.
Son héroes que no salen victoriosos, como se ve en los relatos clásicos, sino que se ven sometidos a esa autoridad. Por ejemplo: Rick Deckard y la policía de Los Ángeles

 

Rick Deckard protagonista ciberpunk
Rick Deckard, protagonista ciberpunk, sometido a la autoridad.

Si nos paramos a pensar sobre estas características del ciberpunk, nos daremos cuenta de que la  sociedad que describen no dista mucho de la que tenemos, y en la que habitamos.

 

 

Podemos darnos cuenta de que el papel del hacker en la actualidad es ser crítico, y dar la posibilidad de acceder a la información a los que no la tienen. Esto es un acto de subversión.
Personas que actúan en las sombras, desde el anonimato, como Jualian Assange entre otros.

 

 

Estos relatos tienen también el objetivo de buscar un mundo mejor, al margen del control.
Se usan como forma de representación de la realidad que vivimos y de las preocupaciones que tenemos: el control de la tecnología y su manera de acaparar lugar a la naturales. El miedo a ser espiados y controlados.
El miedo a que esta tecnología se use  de modo que los poderosos sigan controlando a las masas; la brecha, cada vez mayor, entre ricos y pobres, etc.

 

iron maiden ciberpunk
Portada de «Somewhere in thime», de Iron Maiden, hecha con estética ciberpunk.

Todas estas características e inquietudes están presentes en las películas que voy a introducir para analizar el ciberpunk.

 

 

«BLADE RUNNER» (1982).

 

blade runner ciberpunk

La joya de la corona del ciberpunk y, sin duda, una de las mejores películas de la segunda mitad del siglo XX.
Una de las películas que más ha hecho avanzar a la ciencia ficción, llegando a ser la creadora, en gran parte, de la estética ciberpunk cinematográcifa.

 

 

Dirigida por Ridley Scott y estrenada en 1982, la película es una adaptación de la novela del estadounidense Phillip K. Dick, uno de los escritores de ciencia ficción más reconocidos de la historia.

 

Algunos dicen de ella que se trata de un cuento filosófico y posmoderno, y, en parte, no se equivocan , ya que la película utiliza códigos de diversa naturaleza, conduciendo al espectador a un viaje por el arte occidental.

 

 

Calles humeantes, iluminadas por luces de neón y habitadas por multitud de tribus urbanas y razas.
Personajes cínicos, sacados del más puro cine negro, y música electrónica, creada por el compositor griego Vangelis.
Todo esto crea un relato, cuyas imágenes y estética, acompañan a la profundidad de su guión y temas que recoge el filme.

 

 

¿Qué significa ser humano?

Esta es una de las cuestiones que la película destaca, gracias a los debates de sus personajes: replicantes (robots), que ansían vivir más y que llegan a mostrar sentimientos, llegando a ser más humanos que los propios humanos, quienes los persiguen .

 

 

El personaje de Roy Batty, interpretado por un magistral Rutger Hauer, es capaz de sufrir y mostrar compasión, a pesar de su naturaleza artificial. Hay quien diría que se trata del superhombre de Nietzsche.

 

En una de las escenas, Roy se encuentra con su creador, Edon Tyrell, quien no escucha sus súplicas ni obtiene las respuestas a sus preguntas.
Roy se convierte en el ángel caído y mata a su creador.

 

 

Toda esta profundidad temática y fascinación estética se articula en torno al siguiente argumento:

 

 

A principios del siglo XXI, la poderosa Tyrell Corporation creó, gracias a los avances de la ingeniería genética, un robot llamado Nexus 6, un ser virtualmente idéntico al hombre pero superior a él en fuerza y agilidad, al que se dio el nombre de Replicante.

Estos robots trabajaban como esclavos en las colonias exteriores de la Tierra. Después de la sangrienta rebelión de un equipo de Nexus-6, los Replicantes fueron desterrados de la Tierra. Brigadas especiales de policía, los Blade Runners, tenían órdenes de matar a todos los que no hubieran acatado la condena. Pero a esto no se le llamaba ejecución, se le llamaba «retiro».

Tras un grave incidente, el ex Blade Runner Rick Deckard es llamado de nuevo al servicio para encontrar y «retirar» a unos replicantes rebeldes.

(FILMAFFINITY)

 

blade runner ciberpunk

 

Blade Runner contiene la mayor parte de los elementos del ciberpunk: unos personajes marginados y solitarios, incapaces de comunicarse y relacionarse de forma plena; un alto nivel tecnológico y bajo nivel de vida; una brutalidad policial, aspectos de la posmodernidad y el posthumanismo, etc.

 

La película, al eliminar  los elementos religiosos y míticos que contenía la novela original, se integra aún más en este subgénero de la ciencia ficción que es el ciberpunk.

 

 

Sin duda, una de las películas más influyentes de la historia del cine, a la vez que una de las más atractivas, que se ha ganado la etiqueta de película de culto con el tiempo.

 

 

«BLADE RUNNER 2049«

 

blade runner 2049 ciberpunk

Esperada secuela de la anterior película y, en mi opinión, digna sucesora de ella.

 

 

Producida por el director de la primera, Ridley Scott, la película contó con la dirección de Denis Villeneuve, uno de los realizadores más en forma de los últimos años, quien cuenta en su filmografía con títulos de pesos como «Incendies» (2010), «Prisioneros» (2013), «La llegada» (2016), entre otros.

 

 

Treinta años después de los eventos del primer film, un nuevo blade runner, K (Ryan Gosling) descubre un secreto largamente oculto que podría acabar con el caos que impera en la sociedad.

El descubrimiento de K le lleva a iniciar la búsqueda de Rick Deckard (Harrison Ford), un blade runner al que se le perdió la pista hace 30 años.

(FILMAFFINITY)

 

 

La película retoma los grandes temas que ya tenía la primera: la identidad humana, la tecnología como deshumanizadora, la incapacidad de comunicarse y relacionarse con seres reales… Todo ello bajo una estética apabullante, que te deja con la boca abierta mientras eres iluminado por el espectáculo de colores que se muestra en la pantalla.

 

 

Hay una escena que me gustaría destacar. Se trata de la escena de sexo que el personaje de K (Ryan Gosling) tiene con el personaje de Ana de Armas, quien es una especie de holograma artificial, fabricado en serie.
K no es capaz de relacionarse con chicas reales y, para mantener relaciones, su «novia robot» debe de contratar a una prostituta que la sustituya.

 

Blade runner ciberpunk sexo
Ana de Armas y Ryan Gosling.

Destaco esta escena por su similitud con otra vista en una película que también trata el tema de un futuro dominado por la tecnología, pero sin caer en la distopía y el ciberpunk.
Se trata de Her (2013), la película de Spike Jonze, donde el personaje de Joaquin Phonix tiene sexo con su «ordenador (sistema operativo)», quien contrata a una prostituta para que sea su «cuerpo» e interactuar con él.

 

 

Otro punto a destacar es su apartado visual, en una palabra: grandioso. Retomamos esa ciudad de los Ángeles de luces de neón, humo y tribus marginadas, pero también nos lleva a otros parajes desolados, que lucen bellísimos en la pantalla. Un espectáculo visual que llega al ciberpunk a las más altas cotas de la estética cinamatográfica.

 

Blade runner 2049
El impactante espectáculo visual de «Blade Runner 2049».

Traslado, aquí, la crítica que Daniel Andreas (Filmaffinity) escribió de ella, pues coincido con él, en mayoría:

 

 

‘Blade Runner 2049’ aspira claramente a no decepcionar a los que veneramos su predecesora engarzando con ella de manera casi perfecta en el reparto, la ambientación, el estilo visual y, sobre todo, un guion que desarrolla muy sensatamente (con un par de excepciones que parecen prestadas de otras películas del género) el tema de la identidad humana.

La poesía, sin embargo, no se puede imitar. Consciente de que es imposible igualar el lirismo de la de Scott, Villeneuve le imprime su sello, que no es otro que la elegancia más depurada.

El resultado es una película impecable, aunque rodeada de una aureola de frialdad que se extiende sobre los decorados, las interpretaciones, la acción y la música (y sí, se echa de menos a Vangelis).

Un espectáculo magnífico, sin duda, pero ni tan fascinante ni tan emotivo como el original.

Daniel Andreas.

 

 

 

«EL QUINTO ELEMENTO» (1997)

 

El quinto elemento ciberpunk cine

 

Una de las películas más famosas del realizador francés Luc Besson, quien tres años antes dirigiera «El profesional (Leon)», su película más reconocida hasta la fecha.

 

 

En «El quinto elemento»  Besson nos adentra en un mundo futurísta, pero que difiere al serio y plomizo mundo de Blade Runner, capaz de ser identificado de forma singular.

 

 

En el siglo veintitrés, el universo está amenazado por el mal. La única esperanza para la humanidad es el Quinto Elemento, que viene a la Tierra cada cinco mil años para proteger a los humanos con cuatro piedras de los cuatro elementos: fuego, agua, tierra y aire.

Una nave espacial Mondoshawan está devolviendo el Quinto Elemento a la Tierra pero es destruido por el malvado Mangalores. Sin embargo, un equipo de científicos usa el ADN de los restos del Quinto Elemento para reconstruir el ser perfecto llamado Leeloo.

Ella escapa del laboratorio y se topa con el taxista y el antiguo comando de élite Major Korben Dallas que la ayuda a escapar de la policía. Leeloo le dice que debe encontrarse con el padre Vito Cornelius para cumplir su misión.

Mientras tanto, The Evil utiliza al codicioso y cruel Jean-Baptiste Emanuel Zorg y un equipo de mercenarios Mangalores para recuperar las piedras y evitar la protección de Leeloo.

IMdb

 

A primera vista, el guión es una locura más de Luc Besson, quien nos tiene acostumbrados a su desbordante imaginación.
Pero, con el tiempo, se ha convertido en una película de culto, al igual que «Blade Runner» y otras del ciberpunk.

 

 

La película contiene elementos que la sitúan en el ciberpunk, como lo es el bajo nivel de vida, pero con alta tecnología, personajes marginados y héroes que se revelan frente al control que ejerce una autoridad injusta.

 

 

«AKIRA» (1988)

akira cine ciberpunk

Animación, ciencia ficción, acción, thriller | Cyberpunk, thriller futurista, animación para adultos, película de culto,  manga;  holocausto nuclear y  futuro postapocalíptico; en todos estos géneros y más se encaja la moumental «Akira».

Akira fue una de las películas responsables de la llegada de anime y manga fuera de Japón, convirtiéndose, además, en una de las películas referentes del ciberpunk.

La película, basada en el manga del propio director, Katsuhiro Otomo , nos cuenta la historia de Kaneda, un joven motero que forma parte de una pandilla de jóvenes que se divierten enfrentándose a otras pandillas en las calles de Neo Tokyo,  una ciudad construida sobre las ruinas de la antigua capital japonesa destruida tras la Tercera Guerra Mundial.

Mientras tanto, un equipo de científicos ha reanudado por orden del ejército un experimento para encontrar a individuos que puedan controlar el arma definitiva: una fuerza denominada «la energía absoluta», a la que se llama «Akira» y que el amigo de kaneda puede «controlar».

akira cine ciberpunk

«Akira» fue toda una revolución en el cine de animación, pues contó con un alto presupuesto que le permitió mostrar unos escenarios que asombran a cualquiera que se acerca a esta película.
Neo-Tokyo es una ciudad parecida a la ciudad de Los Ángeles que vemos en «Blade Runner», llena de luces de neón y tribus.

A menudo, muchas producciones de anime reducen costos de producción utilizando técnicas de Animación limitada, como animar los labios de los personajes dejando sus caras estáticas.

 

Akira rompió con esta tendencia mostrando escenas altamente detalladas, diálogos pre-grabados (donde los diálogos son grabados antes de que la producción de la película comience para que el movimiento de los labios de los personajes coincidan con los estos)​ – primera vez en una producción de anime – y movimientos super fluidos gracias a sus 160,000 celuloides de animación.

A diferencia de sus predecesoras a imagen real, Akira contó con un presupuesto que le permitió mostrar una versión futurista de la ciudad de Tokio a todo esplendor.

(WIKIPEDIA)

 

 

Sin duda, todo el que se interese por el ciberpunk habrá oído hablar de esta película, pues la animación, en especial la japonesa, nos ha dado obras maestras de este subgénero de la ciencia ficción.

 

 

«GHOST IN THE SHELL» (1995)

 Ghost in the shell cine ciberpunk

Dirigida con maestría por Mamoru Oshii, «Ghost in the shell» se ha convertido en una de las franquicias más exitosas del anime japonés, que ha dado lugar a varias películas de animación, series y una película con actores reales, con Scarlett Johansson como protagonista.

La historia se ahonda en temas sobre la identidad y sobre qué significa ser humano, así como tener gran cantidad de elementos tomados del pos-humanismo y la posmodernidad, con personajes que se pueden considerar cyborgs.

En una ciudad asiática del año 2029, una policía-cyborg, Makoto Kusanagi, investiga las siniestras actividades de un misteriososo hacker, un supercriminal que está invadiendo las autopistas de la información, mientras se debate sobre su propia humanidad identidad.

 

Contiene los elementos más importantes del ciberpunk, así como reflexiones interesantes sobre la identidad y el cambio que produce la tecnología en la ciudad.
Es curiosa la forma que Oshii tiene de integrar la naturaleza en esa urbe tecnológica, pues cuando vemos a los aviones pasar, sus sombras son como pájaros.

 

 

Estos son algunos de los ejemplos más representativos del ciberpunk, un subgénro tan popular que casi se le podría considerar un género en sí mismo.
Espero que hayáis aprendido algo y que disfrutéis de estas películas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: